This website uses own and third-party cookies for statistical purposes.I accept the terms and conditions. Si continuas navegando estás aceptándola.

La ciudad, un organismo en permanente evolución

Conclusiones del grupo de trabajo de Rehabilitación del COAVN Álava


INTRODUCCIÓN

Desde la 2ª mitad del siglo XIX y hasta finales del XX, los planes urbanísticos se vieron obligados a responder a la industrialización mediante un desarrollismo expansivo, en detrimento del entorno natural y de la atención hacia el patrimonio edificado y urbanizado.
A partir de finales del siglo XX se abre paso, en los ámbitos social y legislativo, el concepto de DESARROLLO SOSTENIBLE, que pretende satisfacer las necesidades de la población presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para atender las suyas.
A pesar de ello, el cambio de siglo vino acompañado de una burbuja inmobiliaria, favorecida por un entorno financiero propicio y por una ley que despreciaba el valor natural del suelo, primando su consideración como recurso económico.
El paulatino aumento de la sensibilidad hacia los criterios de sostenibilidad, junto con la observación de las consecuencias del estallido de la burbuja, están reforzando la convicción de que NO SERÁ NECESARIO CRECER MÁS EN LOS PRÓXIMOS AÑOS. Una nueva actitud que atiende a conceptos como la regeneración urbana, la puesta en valor del suelo como bien limitado, la movilidad sostenible, el paisaje, la infraestructura verde, etc.

CAMBIO DE MODELO

Al renunciar al crecimiento expansivo, las zonas urbanizadas necesitan desarrollar estrategias para CRECER HACIA DENTRO: lograr asentamientos más densos y compactos, poner en valor el patrimonio urbanizado y edificado, minimizar el uso del automóvil, renovar y reciclar como alternativa al crecimiento, una mayor eficiencia energética para contaminar menos, y una mayor resiliencia ante los riesgos socioeconómicos.
El cambio de modelo requiere de un cambio de enfoque normativo, también en el nuevo PGOU. La legislación y los planes urbanísticos actuales siguen atendiendo al modelo expansionista anterior, están más estructurados para regular el crecimiento  que para gestionar la regeneración de la ciudad. Sin embargo, el urbanismo que necesitamos es más de PLANES ESPECIALES DE REHABILITACIÓN que de PLANES PARCIALES para nuevos barrios.
Además, serán necesarias nuevas políticas económicas que fomenten la rehabilitación, mediante ayudas o desgravaciones fiscales equivalentes a las de compra de vivienda. Desde el ámbito municipal, la minimización de los impuestos por obras (cada vez mayores) pueden contribuir a ello, pasando de un urbanismo recaudatorio a otro proactivo en la solución de los problemas de renovación de la ciudad, tanto en lo referido a las viviendas como a las actividades económicas. En este sentido, la rehabilitación debe hacerse de abajo hacia arriba, mediante oficinas de gestión que atiendan las demandas y necesidades reales de los vecinos, evitando imponer soluciones a problemas no percibidos, como en el caso reciente del proyecto de Coronación.

image

CÓMO REHABILITAR

Conviene abordar la rehabilitación de cada zona de la ciudad en su sentido más amplio, no solo la de sus soportes urbanizado y edificado, sino también la de su actividad socioeconómica, en aras de mejorar la calidad de vida de su población. Por lo que respecta a las estrategias, ha de evitarse la sobreprotección del patrimonio, que a menudo nos aleja del objetivo de alargar la vida útil de un edificio o un barrio. Se deben contemplar todas las posibilidades, desde la conservación estricta (solo en casos excepcionales), pasando por la revitalización (modificando los edificios y/o los usos), hasta la renovación completa (sustitución de edificios, apertura de nuevas calles, nuevos usos, etc.). Para financiar estas intervenciones de rehabilitación y que las comunidades puedan abordarlas, será necesario diseñar soluciones imaginativas. Por ejemplo, permitiendo ampliar la altura de un edificio para obtener un aprovechamiento mayor, a cambio de que las plusvalías financien la rehabilitación del inmueble. También serán necesarios estímulos fiscales y mecanismos de solidaridad responsable, para evitar que las operaciones queden bloqueadas por insolvencias puntuales.
Es imprescindible tomar conciencia de la complejidad de los procesos rehabilitadores y de su importancia para que la ciudad sea realmente sostenible. Se trata de procesos a muy largo plazo, de escaso rédito inmediato, por lo que deben quedar al margen de tentaciones políticas coyunturales. La ciudad es un organismo en permanente evolución, nunca estará terminada. Esta cualidad es la que se debe gestionar.

UN NUEVO PGOU

El PGOU actualmente vigente es excesivamente reglamentista. Limita a priori la compatibilidad de los usos como mecanismo para evitar situaciones conflictivas. Además, se regula también en exceso las condiciones de la edificación, a menudo en aspectos ya tratados en normativas más modernas de ámbito autonómico y estatal. El desarrollo que en los últimos años han tenido las medidas correctoras y los aparatos de medición (de ruido, de aislamiento térmico, etc.), han permitido que las normas sean prestacionales, no  reglamentistas, permitiendo la implantación de los usos siempre que el resultado no sea molesto para los colindantes. Este debería ser el enfoque del nuevo PGOU.
Por lo que respecta al resto de condiciones, el nuevo PGOU debe evitar regular aspectos ya tratados en otras normativas, cada vez más numerosas y complejas, para no crear contradicciones y duplicidades. Un Plan más sencillo es también una herramienta para fomentar la rehabilitación, pues facilita su interpretación por parte de ciudadanos y técnicos, y reduce los plazos de concesión de licencias. Para terminar, un llamamiento a la flexibilidad: rehabilitar debería consistir en hacer realmente atractivos los edificios y barrios que ya no lo son. Existen ejemplos cercanos de cómo esto se puede conseguir añadiendo nuevos cuerpos (terrazas, galerías, etc.) a edificios existentes, con objeto de convertir viviendas anodinas en espacios de interés. El nuevo PGOU debería posibilitar este tipo de operaciones, flexibilizando las limitaciones de aprovechamiento edificatorio que fueron concebidas para el desarrollo de nuevos polígonos.

image

Sep. 17 2018

#VitoriaGasteiz rehabilitación PGOU

Comunicado COAVN/a

La Junta de la delegación en Álava del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro valora muy positivamente la reunión mantenida con el Ayuntamiento para crear un grupo de expertos que analice las discrepancias interpretativas en la gestión de licencias urbanísticas.

“Nos mostramos satisfechos con la respuesta del equipo municipal en aras de la transparencia en la concesión de licencias”, ha manifestado su presidente, Luis Gómez-Puente.

Desde el COAVN Álava se aprecia una voluntad de colaboración tanto con los representantes políticos como con los técnicos para mejorar las relaciones profesionales que redundarán en una gestión más eficaz para la Administración, para los arquitectos y para los ciudadanos.

Comunicado del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz


image

Jul. 31 2018

Cuando las cosas se hacen bien

Hace ahora un año, y muy a su pesar, el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco-Navarro (COAVN) declinó participar como jurado en el concurso convocado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para el futuro Gasteiz Antzokia. El motivo fue la negativa del Consistorio a modificar el pliego tras el recurso presentado por el COAVN. Los arquitectos pusimos de manifiesto el escaso valor que la Administración municipal daba a nuestro trabajo. Resultaba inaudito que un concurso destinado a una de las infraestructuras culturales más importantes de nuestra ciudad solicitase una ingente documentación previa, sin contraprestación económica, poniendo de manifiesto una desconsideración hacia nuestro tiempo y nuestro trabajo. A ello se añadía que al ganador tampoco se le premiaba con la adjudicación del proyecto, y debía ceder los derechos de propiedad intelectual al Ayuntamiento.

En caso de haber estado bien planteado, aquel concurso debería haber atraído decenas de competidores deseosos de llevar a cabo una de las infraestructuras culturales de referencia en Euskadi. El resultado fue decepcionante. Tan solo se recibieron 14 propuestas. A la vista de las últimas noticias, no parece que el trabajo de los equipos que se presentaron pueda servir para el nuevo Gasteiz Antzokia, lo que no hace sino incrementar la sensación de falta de respeto hacia su labor.

Recientemente se ha convocado otro concurso de arquitectura, con una respuesta completamente distinta, por parte de la Fundación Estadio para la reforma integral del edificio de la piscina cubierta. En colaboración con el COAVN se elaboró un pliego que respeta el trabajo intelectual y cualificado de los arquitectos. En una primera fase, abierta y anónima, se solicita una documentación mínima para que cada equipo plasme una idea arquitectónica. Un jurado técnico selecciona los finalistas, máximo cinco, que perciben una dotación económica de 7.000 euros para desarrollar una propuesta técnica y su correspondiente maqueta. El ganador, como no podía ser de otra forma, recibirá el encargo del proyecto de ejecución y la dirección de la obra.

Como consecuencia de esta convocatoria, la Oficina de Concursos del COAVN ha recibido más de 80 solicitudes de información de diferentes procedencias, de las que se han concretado 33 propuestas en la primera fase.

Teniendo en cuenta que la Administración es la principal promotora de proyectos, no estaría de más que se detuvieran un momento en estos datos: 14 propuestas para el Gasteiz Antzokia; 33 para la piscina de la Fundación Estadio.

Los concursos de arquitectura son necesarios y generan ideas de gran calidad, en beneficio de todos los ciudadanos. En ningún caso deben fomentar la precariedad laboral, ni convertirse en un problema económico para quienes concurren a ellos.

Desde la delegación en Álava del COAVN consideramos que las instituciones públicas deben seguir el ejemplo de la Fundación Estadio, no limitando la participación de los profesionales y reconociendo el valor de su trabajo. Puede ser un primer paso para obtener las mejores propuestas para la ciudadanía, y para contribuir a sostener un tejido profesional altamente cualificado.

Jun. 12 2018

#ConcursosJustos

El Correo distingue al COAVN/Álava

El periódico El Correo ha distinguido a la delegación en Álava del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro con el premio Alavés del mes de febrero por su difusión de la obra de Olaguíbel. Reproducimos a continuación los dos artículos publicados en dicho periódico. Eskerrik asko!

Mar. 19 2018

La plaza de Olaguíbel

El alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran, la concejala de Cultura, Estíbaliz Canto, y el presidente del COAVN/Álava, Luis Gómez-Puente han descubierto una placa en la entrada a la Plaza Nueva por la Virgen Blanca.

El acto se enmarca dentro del programa preparado por el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y el COAVN/Álava con motivo del bicentenario del fallecimiento del arquitecto vitoriano Justo Antonio de Olaguíbel.

Justo Antonio de Olaguíbel(Vitoria-Gasteiz 1752-1818), alumno destacado de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, fue el primer arquitecto académico titulado del País Vasco.

Es autor de la solución arquitectónica de unión entre el núcleo fundacional de Gasteiz y el ensanche de la ciudad, el desnivel de 22 metros que existe entre ambos se resuelve con terrazas y plataformas escalonadas, formando la zona de los Arquillos con 3 Plazas y 5 niveles ,en último nivel está la Plaza Nueva. 

Olaguíbel trazó una bella plaza cuadrada y absolutamente cerrada, de 220 pies de lado, medidas adaptadas para la celebración de las corridas de toros. Organizó sus lienzos con total uniformidad, con una composición neoclásica dividida en tres partes: El basamento formado por arcos abiertos de medio punto enmarcados por pilastras de orden toscano; encima dos plantas habitables separadas por una sencilla línea de imposta, ambas se abren mediante huecos rectangulares con sus balcones de hierro, enmarcados en planta noble por frontones alternativamente curvos y triangulares; y en planta alta por guardapolvos rectos rematándose todo con una cornisa volada.

La plaza es cerrada y los accesos a la plaza se producen en los ejes de los lados Este, Oeste y Sur desembocando bajo los soportales.

El frente norte ocupado por la casa Consistorial se destaca de forma especial por el tratamiento del lienzo central, en el que los arcos se sustituyen por un pórtico de columnas toscanas, sobre este descansa el balcón de balaustres labrado en piedra  y todo coronado por un frontón triangular.

Es un ejemplo magistral de la euritmia neoclásica que relaciona cada parte con el todo.

Está considerada como una de las más notables plazas mayores de Europa y el conjunto del proyecto es la mejor unión urbanística que se conoce entre un casco medieval y un ensanche decimonónico.

Feb. 9 2018

#Olaguíbel